Portada ›› Pesca y Ecología ›› Pesca continental. Salmónidos ›› El salmón va a menos en los ríos cántabros

El salmón va a menos en los ríos cántabros

El fin de la temporada de pesca en los ríos cántabros deja 67 capturas, lejos de las 100 establecidas por la Consejería como cupo

El cierre de la temporada del salmón ha registrado 67 ejemplares guiados en los cuatro ríos salmoneros cántabros habilitados para su pesca. Es una cifra muy lejana a los 100 que había establecido la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación como el cupo máximo. Con este dato se confirma la tendencia negativa que vive la pesca deportiva fluvial durante los últimos años en Cantabria. Los 29 cotos habilitados este año se repartieron de la siguiente manera: Asón (nueve cotos), Pas (ocho), Deva (ocho) y Nansa (cuatro). Entre ellos, la cuenca más productiva ha sido la del Asón, que ha ofrecido 35 ejemplares, cinco más que el cupo establecido en origen para dicho río.

A pesar de los malos datos generales, esos 35 ejemplares del Asón se alcanzaron tan rápido que la consejería decidió aumentar el cupo a los 35 finalmente capturados. Ese segundo tope se alcanzó tres semanas antes del final de la temporada, fechado el 30 de junio.

En el segundo lugar se encuentra el río Pas, que ha ofrecido a los pescadores 26 salmones. Mientras tanto, en la cara opuesta de la moneda están el Nansa y el Deva, que se quedaron muy lejos de los 20 asignados a cada río. Los dos ejemplares capturados en el tramo cántabro del Deva implican el peor registro desde desde 2002, primer año del que el Instituto Cántabro de Estadística (Icane) posee registros.

Además, si se suman los tres ejemplares que se han recogido en el tramo de río compartido con Asturias tampoco se iguala con el registro de 2017. Una temporada que supuso el anterior récord negativo de esta cuenca: seis salmones.

El caso del río Nansa no extraña tanto, ya que suele ocupar el último puesto de esta lista. Eso se explica más facilmente, ya que tan solo cuenta con cuatro cotos, lo que le sitúa en registros más o menos normales, a pesar de no alcanzar el cupo de 20 que le habían asignado.

Un ejemplar de un metro

El pasado 17 de abril se pescó la mayor pieza de la temporada. Fue en el Pas, con la captura de un salmón de 101 centímetros en el coto de Las Escuelas, en Puente Viesgo. Se trata de un tamaño muy superior a lo habitual. Tanto es así que entre las las demás pescas del 2019 apenas un salmón ha alcanzado los 90 centímetros. Además, ninguna de las 66 pescas anteriores había superado los siete kilogramos, frente a los 9,020 kilos que pesó este salmón.